angle-leftangle-rightbarscaret-down-browncaret-down-tancaret-down-whitecaret-downcaret-leftcaret-rightcaret-up-browncaret-up-tancaret-up-whitecaret-upcc-amexcc-mastercardcc-paypalcc-visacheck-circlecheckbox-checkedcheckbox-uncheckedchecked-whitecheckedchevron-leftchevron-rightdownloadenvelopefacebookgoogle-plusinstagramlayout1layout2layout3layout4linkedinlocationlockminus-whiteminuspinterest-pplus-whiteplusprintrulersearch-blacksearch-whitesearchsharetimes-circle-otrucktwitteryoutube

MADRES E HIJAS. MISMO CONFORT

DISFRUTAN JUNTAS DE RECOVERY FORM

Conseguir que madres e hijas calcen zapatos de la misma marca parece un binomio imposible, especialmente si las hijas están en la franja de los teens. No se trata de pretender que a ambas les guste exactamente lo mismo, pero hay elementos de comodidad y diseño que pueden conseguir ese difícil match.

Un ejemplo claro es la Plantilla Recovery Form, ya que la sensación de acojinamiento y confort que proporciona no entiende de edades, y además Flexi la incorpora en modelos de estilo más adulto y en otros que perfectamente pueden fascinar a las consumidoras más jóvenes.

Por ejemplo, para las mamás hay unas sandalias que les resultarán estupendas para calzarlas a diario, mientras que para las teens los zapatos tenis o de inspiración deportiva es lo que les va. En ambos tipos de calzado la fabulosa comodidad del material de Recovery Form se percibe desde la primera pisada.

ESTILO 44204 AZUL

ESTILO 44206 ORO

ESTILO 35201 PLATA

ESTILO 39104 AZUL

ESTILO 39103 ROSA

ESTILO 39103 GRIS

ESTILO 17226 NEGRO

ESTILO 17227 NEGRO

PASAR TIEMPO JUNTAS

ACTIVIDADES PARA DIVERTIRSE

Pasar tiempo juntas es decisivo para reforzar el vínculo entre madres e hijas y para ello es indispensable buscar actividades con las que ambas se diviertan. Aquí te damos algunas sugerencias para que se diviertan en grande:

Parece muy obvio, pero salir de compras o simplemente a ver aparadores es un clásico de las relaciones madres-hijas. Con un cafecito de por medio, mejor.

Una idea genial es cultivar aficiones comunes, en esto las mamás tienen la iniciativa. Puede ser una afición que ya tenga la mamá y la transmita a la hija o pueden comenzar ambas una de cero como aprender a tocar un instrumento, ir a clases de baile, hacer manualidades.

Ayudar a los demás es algo que se disfruta el doble en familia, y lo que es mejor, es una actividad que transmite valores de madres a hijas con el ejemplo. Piensen en hacer algún voluntariado juntas como visitar un asilo de ancianos un día a la semana, apoyar en una casa hogar de niños, acompañar a enfermos en hospitales. Son actividades donde se recibe más que se da y donde se refuerzan los vínculos madre-hija.