angle-leftangle-rightbarscaret-down-browncaret-down-tancaret-down-whitecaret-downcaret-leftcaret-rightcaret-up-browncaret-up-tancaret-up-whitecaret-upcc-amexcc-mastercardcc-paypalcc-visacheck-circlecheckbox-checkedcheckbox-uncheckedchecked-whitecheckedchevron-leftchevron-rightdownloadenvelopefacebookgoogle-plusinstagramlayout1layout2layout3layout4linkedinlocationlockminus-whiteminuspinterest-pplus-whiteplusprintrulersearch-blacksearch-whitesearchsharetimes-circle-otrucktwitteryoutube

Cuida Tus Flexi

Un par de zapatos limpios y cuidados dicen mucho de ti. A continuación, te compartimos una serie de recomendaciones para que puedas almacenar y mantener tu calzado en óptimas condiciones. No olvides seguir nuestro blog en esta liga, para poder obtener más tips para el cuidado de tus zapatos.

 

EL GUARDADO

Tus zapatos deben de estar almacenados en lugares con buena ventilación. Siempre debe de existir espacio suficiente entre ellos y si es posible, utiliza hormas de madera para cada uno. Esto ayudará a que la piel seque mejor y mantenga su aspecto original.

No dejes tus zapatos guardados en cajas durante mucho tiempo. El almacenamiento prolongado puede deteriorar ciertos materiales en climas o lugares muy húmedos y oscuros.

EL CUIDADO PREVIO

Siempre es recomendable rociar protector de polvo, agua y mugre sobre tus zapatos nuevos. De esta manera, se creará una capa que ayudará a que la piel se mantenga en óptimas condiciones y evite que se le impregnen factores ambientales como el polvo o la mugre.

LOS ZAPATOS MOJADOS O HÚMEDOS

Lo más recomendable es evitar el contacto constante del agua con tus zapatos. Recuerda, los zapatos de piel no son impermeables como los zapatos de plástico u otros materiales. Aún así, habrá ocasiones en que la lluvia te sorprenderá y será inevitable que tus zapatos se mojen.

Lo mejor en estos casos es secar con rapidez. Evita utilizar secadoras de cabello, radiadores, hornos o los rayos del sol. Introduce una horma de madera en ellos y permite que sequen de manera natural. La madera absorberá la humedad y esta se evaporará.

EL DESCANSO DE TUS ZAPATOS

Deja que tus zapatos descansen. Se recomienda no utilizarlos más de dos días seguidos para poder mantener su estado original y dejar que sequen el sudor de tus pies. Si tus zapatos tienen mal olor, puedes aplicar un desodorante especial para cualquier tipo de calzado.

CUIDADOS PARA ZAPATOS DE PIEL LISA

- Para eliminar la suciedad o el polvo, limpia suavemente con un paño seco. Después humedece un poco el paño con agua tibia y limpia de nuevo. No seques tus zapatos usando luz solar o fuentes directas de calor ya que la piel se puede resecar.
- Aplica jabón para piel lisa. Este producto es especial para limpiar, humectar y suavizar el material de tus zapatos. Debes de aplicarlo de manera uniforme sobre tus zapatos y frotar con un trapo limpio y seco.
- También puedes aplicar limpiador y suavizador para piel lisa. Te ayudará a humectar y suavizar el material de tus zapatos. Aplica con tu mano o un trapo seco y frota hasta obtener el brillo deseado.
- Si sientes que la apariencia de tus zapatos ha cambiado, puedes aplicar crema cera líquida. Existen diversidad de tonos y colores, elige el más parecido a tus zapatos y aplica de manera uniforme.
- Utiliza cremas auto brillantes de alta calidad. Estas también deben de coincidir con el tono y color de tus zapatos y te ayudarán a sacar brillo natural. También puedes apoyarte con una esponja lustradora del tono y color de tus zapatos para sacar brillo.
- Si sientes muy justos tus zapatos intenta aplicando dilatador de pieles. Te ayudará a hormar permanentemente la estrechez del zapato.

CUIDADOS PARA ZAPATOS DE PIEL GRASA, ANILINA O CRAZY HORSE

- Para eliminar la suciedad o el polvo, limpia suavemente con un paño seco y después aplica un limpiador especial para este tipo de piel. No seques tus zapatos usando luz solar o fuentes directas de calor ya que la piel se puede resecar.
- Aplica aceite de castor para devolver la grasosidad original de la piel. Debes de aplicarlo uniformemente sobre toda la superficie de tu calzado y dejar secar por 8 horas.
- Si sientes que la apariencia de tu calzado se ha debilitado, puedes aplicar restaurador de pieles grasas el cual también ayudará a proteger tus zapatos del sol, evitando que se resequen o se partan.
- Protege con protector de polvo, agua y mugre.

CUIDADOS PARA ZAPATOS DE CHAROL

- Utiliza un paño suave y húmedo junto a una gota de jabón para eliminar cualquier empañamiento.
- Aplica limpiador de charol para devolver el brillo.

CUIDADOS PARA ZAPATOS DE ANTE, GAMUZA Y NUBUCK

- Para limpiar, utiliza una goma de borrar para eliminar cualquier suciedad o mancha. A continuación, cepilla suavemente con un cepillo especial para productos de ante, gamuza y nubuck.
- Puedes intercalar el cepillado aplicando una capa de limpiador especial para este tipo de pieles.
- Cepilla siempre en la misma dirección. Al hacerlo en direcciones distintas, la gamuza dará la apariencia de ser de colores distintos.
- Si sientes que el color de tu calzado se ha debilitado, aplica renovador de color en spray de manera uniforme sobre las áreas afectadas. Por lo regular este tipo de productos vienen con una tapa especial que te sirven para cepillar y aplicar el color sobre la piel.
- Nunca utilices cualquier cepillo que no esté hecho para productos de ante, gamuza y nubuck.
- Protege con protector de polvo, agua y mugre.

ACCESORIOS DE LIMPIEZA FLEXI

Contamos con una amplia gama de productos para el cuidado y limpieza de tus zapatos. Estos los encuentras a la venta en nuestra red de zapaterías. Nuestra línea incluye:

- Desodorantes
- Limpiadores
- Cepillo Borrador para Nubuck y Gamuza
- Jabón de Calabaza
- Repelentes
- Renovadores de Color
- Restauradores
- Dilatadores
- Cremas líquidas
- Esponjas